Telemedicina

Con el inicio de la pandemia de coronavirus, a comienzos de 2020, la telemedicina ha ido ganando importancia.

Poder tener una consulta médica, ya sea a través de una llamada telefónica, un correo electrónico, una app o una videollamada, sin necesidad de desplazarte y pudiendo permanecer en un entorno seguro, es una opción que cada vez eligen más pacientes. Además, esta modalidad ofrece diversas ventajas, al brindar mayor flexibilidad y capacidad de respuesta, especialmente en situaciones donde existen algunas limitaciones.
La telemedicina ha facilitado el acceso a los servicios médicos, especialmente entre los sectores de la población con más acceso a la tecnología, ya que independientemente de la distancia geográfica, pueden tener una consulta remota, garantizando ciertos servicios de salud que son necesarios y la capacidad de hacer un seguimiento.
Según el Servicio Nacional de Salud Portugués (figura 1), en diciembre de 2020, las consultas de telemedicina aumentaron un 216% (+5,188 teleconsultas), respecto al mismo período de 2019.

ESgrafico 6 1

Figura 1 – Consultas en Telemedicina – Datos Mensuales, diciembre 2020 vs diciembre 2019

(https://www.sns.gov.pt/monitorizacao-do-sns/consultas-em-telemedicina/)

 

¿Cómo afecta la telemedicina a los pacientes y a los profesionales de salud?

Siendo una de las vertientes en la industria sanitaria con más rápido crecimiento, la telemedicina ha dado respuesta a una serie de desafíos. Aunque existen limitaciones y en muchos casos no puede sustituir a la consulta presencial, ofrece muchas ventajas:

  • 1. Comodidad y facilidad de acceso a unos servicios médicos variados

Todos los usuarios pueden tener acceso a una consulta médica, siempre que tengan los medios para hacerlo. Ya sea en un entorno rural, donde no existe tanta oferta de servicios y profesionales de la salud, o en un entorno urbano, donde el estilo de vida de las personas limita su disponibilidad para poder acceder a una consulta médica de forma presencial.
La telemedicina también permite a los pacientes con enfermedades crónicas estar en contacto permanente con su médico y/o equipo clínico, permitiendo la comunicación en tiempo real con información médica imprescindible para el seguimiento de la enfermedad.

  • 2. Reducción de costes

La telemedicina también aporta ventajas relacionadas con los costes, tanto para los usuarios, como para las aseguradoras y las empresas. Por ejemplo, permite limitar las visitas innecesarias a urgencias y a consultas presenciales, en situaciones más simples, como es el caso de un resfriado, mediante protocolos de cribado o diagnóstico. También evita la pérdida de tiempo asociada al desplazamiento o a la espera en una consulta presencial, que puede representar un valor añadido para el usuario, pero también para los centros sanitarios.

  • 3. Mayor implicación con el paciente

Se espera que las ventajas de la telemedicina lleven a una mayor adhesión a este servicio por parte de los usuarios, incluso en un contexto pospandémico, ya sea para la atención primaria o consultas de diagnóstico, o facilitando los servicios de cita previa, análisis o pruebas programadas.

¿Cuál es el futuro de la telemedicina?

A medida que la telemedicina avanza, existen cada vez más pistas sobre cuál será el futuro de esta nueva modalidad.

  • 1. La telemedicina será un servicio cada vez más común y la disponibilidad de este servicio puede ser en un factor determinante para los pacientes a la hora de elegir un centro médico.

La creación de hábitos es inherente al ser humano. El acceso a algunos cuidados médicos de forma sencilla, rápida y segura, podría convertirse en la nueva normalidad, sustituyendo en ocasiones a la consulta presencial, para la que es necesario desplazarse a un hospital o una clínica. La telemedicina se ha convertido en un servicio que forma parte de la oferta sanitaria actual y que debe estar cada vez más presente en la vida cotidiana.

  • 2. La telemedicina todavía tiene limitaciones, pero su desarrollo tiene un potencial enorme.

La telemedicina actual está principalmente indicada para el seguimiento de pacientes, concretamente de enfermedades crónicas, el control de la medicación, la vigilancia postoperatoria, la evaluación de pruebas diagnósticas complementarias y la aclaración de dudas. Sin embargo, su papel puede llegar a ser cada vez más importante, en áreas como la monitorización remota de la situación clínica de los pacientes o como parte integral de la medicina de precisión, que tiene como objetivo adecuar la asistencia sanitaria a las características individuales de cada paciente.

  • 3. Optimización de los tiempos de espera y mayor capacidad de respuesta

Con la telemedicina se hace más fácil involucrar a varios médicos especialistas en una misma consulta, incluso dependiendo de las necesidades identificadas durante la misma consulta, permitiendo así obtener respuestas más inmediatas.

La telemedicina ha llegado para quedarse y debería ser un servicio cada vez más adoptado por las instituciones médicas y los seguros de salud. En Estados Unidos, por ejemplo, estos servicios han crecido exponencialmente en los últimos 5 años y se espera que valgan más de 130 mil millones de dólares (109 mil millones de euros) en 2025.
Es importante promover la formación de los usuarios en cuanto a las posibilidades que ofrece esta modalidad, pero también en lo que se refiere a sus limitaciones y a no subestimar la importancia de las consultas presenciales.

En este contexto, nació Future Healthcare Virtual Clinic, respondiendo a una necesidad emergente de servicios de salud a través de consultas de video. La videoconsulta de Future Healthcare Virtual Clinic se ofrece a través de una plataforma digital nativa. Es una plataforma integrada en la que se desarrolla todo el proceso, comenzando con la solicitud de la consulta por parte del cliente y finalizando con la videoconsulta.

A través de Future Healthcare Virtual Clinic, se ha hecho posible que los clientes tengan acceso a diversos especialistas en el área de la medicina, psicología o nutrición, a distancia y con total comodidad desde donde se encuentre el paciente, de una manera segura y profesional.